Julio Cesar y Troya

Julio César, después de la batalla de Farsalia, visió, en el año 48adC, la ciudad de Ilum, que él consideraba patria de sus antepasados, Aumentó el territorio de la ciudad y la liberó de los tributos. EN esa misma época se acuñó por vez primera moneda con laimagen de Enas huyendo de Troya con su padre Anquises en brazos y el mítico Paladio. Según cuenta Suetonio, Julio César meditaba trasladar su residencia a Ilum.

Constantino y Troya

Después de que el emperador Constantino hubiera hecho oficial el cristianismo como religión del Imperio omano, el emperador Juliano el Apóstata, partidario de las antiguas creencias, visitó la ciudad en 354-355, pudiendo comprobar que la tumba de Aquiles seguía allí y que se seguían ofreciendo sacrificios a Atenea. Sin embargo, en 391 se prohibieron los ritos paganos.
Hacia el año 500 ocurrió un gran terremoto que provocó el definitivo derrumbe de los edificios más emblemáticos de Troya.
Parece ser que Troya siguió siendo un asentamiento poblado durante la época del Imperio Bizantino, hasta el siglo XIII, pero apenas se tienen noticias de sucesos ocurridos en ella y poco después la misma existencia de la ciudad cayó en el olvido.
Tras la Caida de Constantinopla en 1453, la colonia sobre la que asentaba Troya fue llamada Hisarlik, cuyo significado en turco es dotada de fortaleza.

Cayo Flavio Valerio Aurelio Claudio Constantino ( Naissus, 27 de ferebro de 272 - Ancycrona 22 de mayo de 337 ), Emperador de los romanos ( 306 – 337 ), más conocido con los nombres de Constantino I, Constantino el Grande o (para la Iglesia Ortodoxa) San Constantino, Constantino fue proclamado “Augusto” por su tropas el 25 de julio de 306, y gobernó un Imperio Romano en constante crecimiento hasta su muerte.

Legalizador de la religión cristiana or el Edicto de Milán en 313, Constantino es conocido también por haber refundado la ciudad de Bizancio (actual Etambul, en Turquía), llamándola “Nueva Roma” o Constantinopla (Constantini-polis; la ciudad de Constantino).Convocó el Prrimer Concilio de Nicea en 325, que otorgó legitimidad legal al cristianismo en el Impero Romano por primera vez. Se considera qu esto fue esencial para la expansión de esta religión, y los historiadores, desde Lactancio y Eusebio de Cesarea hasta nuestros días, le presentan como el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte.
Cabeza de bronce de Constantino I. Es probable que fuera este el verdadero aspecto del emperador.

Constantino nació en Naissus (la actual ciudad de Nis), hijo de Constancio Cloro, y su primera esposa Helena. En 292 el padre de Constantino se casó, en segundas nupcias, con Flavia Maximiana Teodora, hija del emperador romano de occidente Maximiano Teodora daría Constanino seis hermanastros

Primera tetrarquía

Al principio del siglo IV, el imperio estaba gobernado por una tetrarquía: dos augustos, Diocleciano y Maximiano, y dos césares, Constancio Cloro y Galerio, compartían el poder. El joven Constantino sirvió en la corte de Diocleciano en Nicomedia tras el nombramiento de su padre como uno de los dos césarees de la Tetrarquía en 293.

Segunda tetrarquía

El año 305 marcó el final de la primera tetrarquía con la renuncia de los dos augustos Dioclesiano y Maximiano. De esta forma los dos césares accedieron a la categoría de augusto y dos oficiales ilirios fueron nombrados nuevos césar. La segunda tetrarquía quedaba así formada:Constancio Cloro y Severo II, como augusto y césar respectivamente, en occidente y Galerio y Maximino Daya en la parte oriental del imperio.

Sin embargo, Constancio Cloro cayó enfermo durante una expedición contra los pictos en Caledonia, muriendo el 25 de julio de 306. Su hijo Constantino se encontraba junto a él en su lecho de muerte en Eboracum (actual ciudad de York, Inglaterra), en la Britania romana, donde su leal general Croco, de ascendencia alemana, y las tropas leales a la memoria de su padre le prclamaron augusto (emperador). Simultáneamente, el césar occidental Severo II, era el proclamado augusto por Galerio. Ese mismo año el pueblo de Roma nombra emperador a Majencio, hijo del anterior tetrarca Maximiano. Este último regresa también a la escena política reclamando el título de Augusto.

Comienza así un período de 20 años de conflicto que culminará con la asunción del poder absoluto por Constantino el Grande (Solana 2003). De este primer grupo de contendientes el primero en caer fue Severo traicionado por sus tropas, mientras que por su parte Constantino y Maximiano concertaban una alianza. Al final del año 307 había 4 augustos: Constantino, Majencio, Maximiano y Galerio y un solo césar, Maximino Daya.

A pesar de la mediación de Diocleciano, al final del año 310 la situación era aún más confusa con 7 Augustos: Constantino, Majencio, Maximiano, Galerio, Maximino, Licinio al que había introducido en la pugna Diocleciano y Domicio Alejandro, vicario de Africa autoproclamado Augusto.

EN este entorno convulso comenzaron a desaparecer candidatos: Domicio Alejandro fue asesinado por orden de Majencio; Maximiano se suicidó asediado por Constantino y Galerio falleció por causas naturales.

Triarquía (311 – 313)

Finalmente, Majencio fue relegado por los tres augustos restantes y finalmente vencido por Constantino en la batalla del puente Milvio, en las afueras de Roma, el 28 de octubre de 312. Una nueva alianza entre Constantino y Licinio selló el destino de Maximino que se suicidó tras ser vencido por Licinio en 313.

Diarquía (314 – 326)

A partir de este punto el imperio quedaba dividido entre Licinio, en oriente, y Constantino en Occidente. Tras enfrentamientos iniciales, ambos firmaron la paz en Serdica en 317. Durante este periodo ambos nombraron césares asegún su conveniencia entre los miembros de su familia y círculo de confianza. En el año 324, nuevos enfrentamientos terminaron con la victoria de Constantino

Gobierno individual (326 – 337)

Constantino representa el nacimiento de la monarquía absoluta, hereditaria y por derecho divino. Durante su reinado se introdujeron importantes cambios que afectaron a todos los ámbitos de la sociedad del bajo imperio. Reformó la corte, las leyes y la estructura del ejército. Constantino trasladó la capitalidad del imperio a Bizancio a la que cambió el nombre por Constantinopla.
Falleció, por enfermedad en 337, 31 años después de haber sido nombrado emperador de Britania.

Las leyes de Constantino

Las leyes de Constantino mejoraron en muchas facetas las de sus predecesores, aunque también son un reflejo de una época más violenta. Algunos ejemplos de estas leyes son:

Por primera vez, las niñas no podían ser secuestradas.
Se ordenó la pena de muerte para todos aquellos que abusaran de la recaudación de impuestos recaudando más de lo autorizado.
No se permitía mantener a los prisioneros en completa oscuridad, sino que era obligatorio que pudieran ver la luz del día.
A un hombre condenado se le podía llevar a morir a la arena, pero no podía ser marcado en la cara, sino que debía serlo en los pies.
Los padres que permitieran que sus hijas fueran seducidas serían quemados introduciéndoles plomo fundido por la garganta.
El propietario de un esclavo tenía sus derechos limitados, aunque aun podía golpear a éste o matarle.
La crucifixión fue abolida por razones de piedad cristiana, aunque el castigo fue sustituido por la horca para mostrar que existía la ley romana y la justicia.
La pascua podía ser celebrada públicamente.
El domingo fue declarado día de descanso, en el cual los mercados permanecerían cerrados, así como las oficinas públicas (excepto para el propósito de la liberación de esclavos). No había restricciones para el trabajo en las granjas.

Constantinopla

Esta batalla representó el final de la vieja Roma y el inicio del Imperio Oriental como centro del saber, de la prosperidad y de la preservación de la cultura. Constantino reconstruyó la ciudad de Bizancio, cuyo nombre procedía de los colonos que la fundaron en el 667 adC. precedentes de la “polis” griega de Megara bajo el mando de Byzas. Constantino renombró la ciudad, poniéndole el nombre de “Nueva Roma” (Nova Roma), otorgando a ésta un senado y oficiales civiles de forma similar a la antigua Roma, y bajo la protección de la supuesta Vera Cruz, la vara de Moisés y otras reliquias sagradas. Las imágenes de los viejos dioses fueron reemplazadas o asimiladas con la nueva simbología cristiana sobre el lugar donde se levantaba el templo de Afrodita se construyó la nueva Basílica de los Apóstoles. Varias generaciones más tarde se difundió una historia sobre la visión divina que llevó a Constantino a reconstruir la ciudad, según la cual un ángel que nadie más podía ver le condujo en un circuito a través de los nuevos muros. Tras su muerte, la ciudad volvió a cambiar su nombre por el de Constantinopla, “la Ciudad de Constanino”, y se convirtió de forma gradual en la capital del Imperio. (MacMullen 1969)

Constantino pasaría también a la historia por las leyes que convirtieron los oficios de carnicero y panadero en hereditarios, y más importante aun, por convertir a los colonos de las granjas en siervos, sentando las bases de la sociedad feudal europea de la Edad Media.

El legado de Constantino

Además de haber sido llamado honoríficamente “El Grande” por los historiadores cristianos tras su muerte, Constantino podía presumir de dicho título por sus éxitos militares. No sólo reunificó el imperio bajo un solo emperador, sino que obtuvo importantes victorias sobre los francos y los alemanes (306-308), de nuevo sobre los francos (313-314), los visigodos en 332 y sobre los sármatas en 334. De hecho, sobre 336, Constantino había recuperado la mayor parte de la provincia de Dacia, perdida durante largo tiempo y que Aureliano se había visto forzado a abandonar en 271.
Al morir Constantino, planeaba una gran expedición para poner fin a la rapiña de las provincias del este por parte del Imperio Sasánida.

Miguel Ángel 4º A
David 4ºA
flecha_derecha_abajo.gif